7/12/16

TARTA DE CHOCOLATE CON MORAS NEGRAS


Llevaba mucho tiempo queriendo hacer una tarta como esta, realmente tengo de este estilo varias en mi lista de recetas por hacer. Es una tarta que no requiere muchas complicaciones y lo mejor es que no se necesita horno. En mi caso me venía genial, por eso la escogí, porque necesitaba el horno para ir gratinando las patatas francesas y hornear el pan para la cena después. Incluso se puede hacer la noche anterior con tranquilidad y desmoldar y terminar el día de la fiesta, la guardamos en la nevera hasta el momento de cortarla que la emplastaremos o la dejaremos para que cada cual coja su trozo. Es muy buena y para nada excesivamente dulce, que personalmente lo prefiero después de toda esta cena. ¡Disfrutadlo!


RECETA TARTA DE CHOCOLATE CON MORAS NEGRAS
(molde redondo desmontable de 20 cm de diámetro y 10 cm de alto)
INGREDIENTES PARA LA BASE
-          450 g de galletas de chocolate tipo Oreo (las que tienen la crema de chocolate)
-          180 g de mantequilla a temperatura ambiente
-          60 g de azúcar glas
-          Pizca de sal

INGREDIENTES PARA EL RELLENO
-          700 g de queso crema tipo Philadelphia
-          300 g de azúcar blanca
-          400 g de nata para montar
-          200 g de chocolate negro de cobertura (70% de cacao) troceado
-          1 cucharadita de extracto de vainilla
-          Moras negras suficiente para adornar la tarta.
-          1 cucharada de sopera de azúcar glas y cacao en polvo para espolvorear

PREPARACIÓN
-          Engrasar el molde desmontable con spray antiadherente o mantequilla.
-          Triturar las galletas en un robot de cocina hasta que se convierta en polvo. Luego añadimos la mantequilla, el azúcar glas y la pizca de sal. Mezclar bien hasta que obtener una masa con aspecto arenoso.
-          Distribuir la masa por el molde, empezando por la base y luego los laterales, ayudándose del dorso de una cuchara y presionando bien para que quede compacto. Reserve en la nevera mientras se realiza el relleno.
-          Batir el queso crema hasta que esté suave y esponjoso, alrededor de unos 4 minutos. Bajamos la velocidad y añadimos el azúcar y el extracto de vainilla, batimos un par de minutos para integrar.
-          Dividimos la nata a la mitad, reservamos una parte y calentamos la otra. Cuando comience a hervir retiramos del fuego y la vertemos sobre el chocolate picado. Removemos hasta que se derrita y la mezcla sea lisa y homogénea. Le añadimos el resto de la nata fría reservada. Remover para mezclar. Guardamos en el congelador alrededor de una hora y media para que enfríe lo suficiente para después montar.
-          Montamos la mezcla de nata y chocolate fría de la nevera. Debe coger un color chocolate más claro y estar a punto de nieve. Mezclamos con cuidado para que no baje y movimientos envolventes, la crema chantillí de chocolate junto a la crema de queso. Verterlo todo sobre la base que tenemos preparada de galletas. Alise la superficie con una espátula. Métala en la nevera mínimo cuatro horas (mucho mejor si es toda la noche).
-          Desmolde la tarta con mucho cuidado. Espolvoree el cacao en polvo con la ayuda de un colador. Coloque encima las moras hasta cubrir toda la tarta y luego espolvoree azúcar glas sobre ellas.

-          Reserve en la nevera hasta el momento de su consumo. Esta tarta se conserva mejor en nevera.


2 comentarios:

  1. Te ha quedado una tarta excelente, las galletas oreo sirven para un montón de recetas; el relleno está fabuloso y,por último el ,toque de las moras. Besos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por estar aquí y dejarme tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...