29/8/13

TARTA CREPES Y CUMPLEAÑOS FELIZ



¡Qué ya estoy oficialmente de vacaciones! Y a eso me refiero que no estoy moviendo ninguna parte de mi cuerpo, más allá de cualquier movimiento rápido y brusco, luego de pasarme todo el verano trabajando. Porque todo el trabajo de Julio y este calor, causó estragos en mi cabeza, de pronto me dio por querer cambiar la cocina, y no me refiero a cambiar muebles por otros, o pintar el color de las paredes . ¡No! Cuando me da por algo, me da en grande, así que cambié la cocina, reutilizando parte de lo que ya tenía. Así que cambié el color a los muebles. ¡Madre mía, qué manera de lijar! Ahora tengo una cocina más espaciosa y luminosa. Tengo una cocina blanca, como a mí me gusta. Pero ya escribiré un post entero en la sección DIY, con fotos incluidas del antes y el después.

La semana pasada fue mi cumpleaños 34, para ese día escogí una receta para hacer una tarta especial; especial por lo diferente. Hice una tarta crepes. Bueno, hice esta tarta  y muchas otras cosas para mis invitados, y cuando ya estuvieron todos comiendo me senté al borde de la piscina, metí los pies en el agua y di por comenzada mis vacaciones. ¡Qué ya era hora!


Esta receta es para los amantes de los crepes, para los que les gusta las cosas distintas y romper las reglas, ¡tarta de cumple, sin bizcocho! ¡Yes!

20/8/13

RECETA DE MASAREALES - RECETAS CUBANAS




No hay nada más cubano que un masareal (o masa real), también conocido como “mata hambre”, este dulce cubano fue durante mi infancia en la década de los 80, la merienda del colegio que usamos literalmente para tirárselo al niño de al lado. Es que en aquel entonces, las marquesitas. No era el dulce más popular que puedo decirles. Así que cuando tocaba masareal, ese día; al menos yo, no merendaba. Y ahora lo que son las cosas, una con nostalgia y ansia, echa de menos comer masareales.
La masa de este dulce es una especie de pasta brisa. De textura arenosa y seca. Va relleno de guayaba, una fruta muy tropical y mi fruta favorita, pero si no encontráis la guayaba en pasta, podéis usar membrillo. Estos no tienen nada que ver con aquellos que recuerdo, algo más secos y duros (con razón preferíamos tirárnoslo y jugar con ellos), la calidad de los ingredientes hace la diferencia. En mi versión de esta receta son más tiernos y se desbaratan en cuanto te lo pones en la boca. No lo he dicho yo, sino una tropa de invitados que tuve en casa que compartieron conmigo aquellos recuerdos en que los masareales más que devorarlos, volaban por nuestras cabezas o con peor suerte se estrellaban en la falda de la 'seño' que nos cuidaba.

15/8/13

RECETA DE TORTICAS DE MORÓN - RECETAS CUBANAS



Será porque estoy cerca a cumplir un año más de vida que llevo haciendo recetas que me traen recuerdos de mi niñez. Como el dulce masareal, que hice para el magazine SweetCrew, edición del mes de agosto y las torticas de Morón.

La receta de las torticas fue creada por Doña Serafina Echemendía, conocida como Fina, de la ciudad de Morón, (Cuba) allá por el año 1926. Las famosas torticas pasaron a ser el segundo símbolo de la ciudad. El segundo, porque el primero es ese famosos gallo de Morón. Para más información sobre la ciudad de Morón, Ciego de Ávila pinchad aquí.

Tengo el recuerdo de ver entrar a mi abuela materna con un ‘cartucho’ (bolsa de papel) lleno de torticas, compradas en la bodega, que estaba cerca de la tienda donde trabajaba. Me recuerdo devorando torticas, a escondidas, porque ponían el cartucho en un sitio de la mesa donde no pudiera alcanzarlas (siempre fui muy pequeña) porque luego no quería cenar. Ha llovido muchísimo desde entonces...

Son fáciles de hacer, a mí me recuerda a los polvorones por la textura, pero sin canela. Uno se las zampa sin más pero más nos vale tener cerca un vaso de agua o leche, lo comprobarán ustedes mismos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...