20/1/17

CARRILLADA DE CERDO AL VINO


La carrillada es la parte exterior del hueso mandibular del cerdo o ternera. Es una carne magra, gelatinosa, tierna y muy sabrosa con un marcado veteado de grasa. Se puede apreciar en las piezas el nervio o colágeno, que durante su cocción se convierte en una gelatina que aporta una textura suave y un sabor intenso. Está formada por los músculos situados a ambos lados de la mandíbula. Se puede preparar a la brasa o asada, pero si es famosa la carrillada es por su preparación en guisos, que la hacen aún más deliciosa.
Las carrilleras pertenecen a la denominación de casquería, que podemos encontrar en los mercados y carnicerías. Normalmente se puede encontrar las piezas limpias, pero si no fuera así habría que limpiarlas quitándoles la grasa que trae adherida y la tela, llamada membrana, que la recubre.  Requieren de una cocción lenta. Dependiendo de su tamaño así de prolongada será la cocción 2 o 3 horas mínimo. Como he dicho siempre que comparto una receta de guisos, el secreto está en la cocción lenta y en tener mucha paciencia.

Ya os he comentado en otras ocasiones que me encantan los guisos y siempre son mis platos favoritos. En meses fríos, como lo está siendo este enero, un buen guiso de carrillada viene que ni pintado para calentar corazones helados y cuerpos entumecidos. 




RECETA CARRILLADA DE CERDO AL VINO
INGREDIENTES
-          8 carrilleras de cerdo
-          1 cebolla grande
-          2 zanahorias
-          2 dientes de ajo
-          1 vaso de vino
-          1 vaso de agua
-          1 cucharada de caldo de carne concentrado o 1 pastilla de caldo de carne
-          Aceite de oliva
-          Harina
-          Sal y pimienta

PREPARACIÓN
-          La noche anterior a hacerla, salpimentamos la carne y la dejamos macerar en el vino.
-          Al día siguiente, sacamos las carrilladas del vino y rebozamos las carrilladas en la harina.
-          En una sartén ponemos un poco de aceite y freímos hasta que estén dorada. La sacamos de la sartén y la ponemos en la cazuela definida donde la vamos a cocer.
-          En la misma sartén ponemos el ajo, la cebolla, la zanahoria todo bien troceado y cocemos hasta que esten blandos. Juntamos las verduras con la carne, el vino con el que maceramos la noche anterior, el agua y la cucharada de carne concentrado o en su defecto la pastilla de carne concentrada. Tapamos la cazuela y ponemos a cocer la carne a fuego lento, hasta que las piezas estén tiernas y se deshagan fácilmente.
-          Una vez que la carne esté suave, sáquela de la cazuela y vierta el resto de contenido en una batidora, bata hasta obtener una salsa homogénea. Vuelva a colocar la carne en la cazuela junto con la salsa. Vuelva a cocer durante unos 10 minutos a fuego lento.
-          Comparta la carrillada junto a un puré de patatas como muestran las fotos.


2 comentarios:

  1. Muy rica tu receta, te ha salido con una pinta deliciosa. Las carrilleras es una carne que me encanta, melosa y la puedes preparar de varias maneras.
    Un beso.

    ResponderEliminar

¡Gracias por estar aquí y dejarme tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...