19/1/13

BIZCOCHO KASUTERA



             En mis años de niñez en Cuba, recuerdo que vendían unas cajas de bizcochitos tostados, crujientes con un olor y sabor a mantequilla delicioso, le llamaban Sponge Rusk. Es posible que muy pocos cubanos sepan de dónde viene el nombre, su significado y cómo se escribe. Es posible que “esponrú”, sea un nombre que les resulte mucho más familiar.

Sponge Rusk, viene de bizcocho crujiente, tiene algo de lógica. Buscando sobre esta receta la que pensaba que vendría de Europa del Este, por los años en que se comercializó en Cuba, descubrí que el Sponge Rusk, se vende con muy buen éxito en algunas ciudades de Japón. Para el que utilizan un bizcocho muy famoso que se llama Castella japonesa o Kasutera.

Un poco de historia…

Kasutera o Castella japonesa es un bizcocho introducido en Japón, por los portugueses en el siglo XVI, en la zona de Nagasaki. El nombre se deriva del portugués Pão de Castela , que significa "pan de Castilla". Castella es de sólo 4 ingredientes básicos: harina de pan, huevos, azúcar y miel.
Los barcos portugueses anclaban en el puerto de Nagasaki, trayendo cosas desconocidas para los nativos y entre ellas este delicioso bizcocho que podía conservarse durante meses, algo importante para los marinos que estaban durante mucho tiempo en la mar. Era un dulce muy valorado entonces porque aportaba grandes cantidades de energía para esas grandes travesías. En la Era de Edo, era considerado un dulce caro por el precio tan alto del azúcar.

Un alimento popular en la actualidad en los festivales japoneses es el Castella Baby, una versión, que puede tomarse de un bocado. Los japoneses con los años fueron cambiando el sabor de la receta para adaptarla a sus paladares. Existe una variedad de sabores de la misma receta, algunas introducen la miel entre sus ingredientes o, por ejemplo, el famoso té verde japonés, la mayoría de las recetas utilizan sólo, los mismos 4. Su textura es bastante similar al pastel de Madeira, también portugués. Y es que goza de gran popularidad entre la población japonesa.
El bizcocho Castella japonés tradicional se cuece lentamente en un marco de madera, curioso, ¿no?, se cuece así para lograr una textura suave y extremadamente esponjosa, los moldes de metal reparten más calor y hacen el bizcocho en mucho menos tiempo y tienen a resecarlo. Sinceramente esto tengo que probarlo algún día. Pero como no tenemos un molde de madera a mano, vamos hacerlo con nuestros moldes de metal de siempre, nos quedará pendiente saber y probar la diferencia entre uno hecho con molde de madera y el Castella hecho con nuestros moldes.







  Los Kasuteras, de las tiendas japonesas que se ve en a foto por Internet, son increíblemente más compactos. Buscando información sobre esta receta vi disntintas webs y blogs, con esta receta que el resultado final, no era semejante. Seguiré en el futuro experimentando con distintas recetas de es bizcocho a ver si los resutados son siempre iguales, quizás los fabricantes de este producto tengan el mejor secreto guardado, que nosotros simples mortales no llegaremos a saber nunca.



RECETA BIZCOCHO DE KASUTERA O CASTELLA JAPONESA/ SPONGE RUSK 
INGREDIENTES
-          13 yemas de huevo
-          290 g de azúcar
-          5 claras de huevo
-          40g de miel
-          30 ml de agua
-          30 ml de leche entera
-          130 g harina tamizada

         PREPARACIÓN
-         Precalentar el horno a 170 ºC y preparar un molde cuadro o rectangular, forrar el molde con papel de aluminio. Las partes sobrantes fíjelas en los bordes del molde por fuera. Poner en la base de dentro papel de cocina vegetal, engrase con spray antiadherente o mantequilla. Si usa mantequilla, espolvoree un poco de harina dentro del molde, y luego póngalo boca abajo dándole unos golpecitos para que caiga la harina sobrante.
-          Batir las yemas con la mitad del azúcar hasta que obtenga una mezcla de color amarillo claro con una textura cremosa.
-          En otro recipiente bata las claras de huevo y cuando comience hacer espuma agregue el resto del azúcar poco a poco y continúe batiendo hasta obtener el punto de nieve.
-          Calentar ligeramente el agua añadirle la miel y la leche, mezclar y verterlo sobre la mezcla de yemas.
-          Combinar las mezclas de yema y clara, luego añadir la harina tamizada y batir a velocidad media baja hasta que consiga una masa homogénea.
-          Hornear durante 35 a 40 minutos. Pasado ese tiempo pinchar en el centro con un palillo, si sale seco y limpio, ya puede sacarlo del horno y poner sobre una rejilla, pasado unos 5 minutos desmolde y deje reposar el bizcocho una vez más sobre la rejilla hasta que enfríe completamente.

      PARA LOS SPONGE RUSK
            Una vez frío cortar rebanadas iguales, como muestra la foto. Poner en una bandeja a tostar en el horno a 80 ºC, con el ventilados y calor arriba y abajo, hasta que estén tostados y crujientes. Puede durar alrededor de 2 horas, dependerá del grosor que tenga las rebanadas.


2 comentarios:

¡Gracias por estar aquí y dejarme tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...